El despertar de la primavera

La adolescencia es una construcción que debe deconstruirse en cada caso, en la
singularidad del Sujeto. El psicoanálisis de Freud ya no opera como entonces,
por la devaluación de la palabra y la desaparición del amor al saber inconsciente

El tema de los adolescentes históricamente ha despertado un gran interés, una gran curiosidad, un intento de entender qué pasa en ese momento de transformación estructural donde también se ven reflejados con intensidad los cambios de cada época. Hay un tratamiento social del tema, se habla de “la crisis de la adolescencia”, que actualmente presenta jóvenes con variedad de síntomas: droga, alcohol, suicidio, agresividad, pasajes al acto, adictos a las pantallas, que se presentan bajo un estado de indiferencia absoluta.

La crisis adolescente es la manifestación de un cambio que se presenta bajo ciertos fenómenos pero esto no alcanza para precisar el abordaje clínico de cada caso en su singularidad.

Por eso, ir del saber a la invención es ya la propuesta de Sigmund Freud cuando se enfrenta a cada uno de sus pacientes olvidando lo que sabe, donde cada caso es único.

No desconocemos que el psicoanálisis de los tiempos de Freud ya no opera como entonces, hay una devaluación de la palabra que nos presenta sujetos desposeídos del querer decir, cerrados en su vida afectiva, con actitudes cínicas, indiferentes, que programan el desencuentro y no el amor imposible a través de Internet.

El amor al saber del inconciente parece desaparecer ante la oferta de Google que sabe todo. El saber está disponible y no hay que ir a buscarlo al campo del Otro.

Para el psicoanálisis, la adolescencia es una construcción que deberá deconstruirse en cada caso, para poner en primer plano lo que Freud denomina Metamorfosis de la pubertad y Jacques Lacan refiere como El despertar de la primavera.

Es lo real de la sexualidad que irrumpe como escansión, como corte con la sexualidad infantil, como déficit de saber y que afecta a cada uno, sobre todo en lo que se refiere al cuerpo no solo como imagen sino también habitado  por el empuje de lo sexual.

Mas allá de los cambios de valores, de la libertad sexual en que viven los adolescentes ¿podríamos arriesgarnos a decir que no hay nada nuevo bajo el sol? ¿Qué es lo que no cambia?

El objetivo para el analista  es  dialogar con la clínica y los obstáculos que se presentan en la actualidad en nuestro quehacer como analistas.

Los conceptos fundamentales de psicoanálisis, acuñados por el descubrimiento freudiano: transferencia, inconciente, pulsión y repetición, siguen siendo las herramientas con las que operamos pero merecen ser actualizados para que el psicoanálisis siga vigente como práctica.

El lugar del analista, como instrumento que favorece la subjetividad en juego en cada cura, enfrenta el desafío de inventar nuevas respuestas frente a las diversas manifestaciones del malestar actual.

La experiencia de un análisis es la oportunidad de un nuevo destino, el alivio de un sufrimiento que motiva la consulta, un nuevo modo de vivir lo pulsional.

La propuesta es recorrer el camino del saber a la invención apoyándonos y dejándonos enseñar por la clínica que se adelanta y nos lleva a interrogar y revisar la teoría en que nos apoyamos.

Tomaremos como pilares el aporte de Sigmund Freud y de Jacques Lacan en lo que se refiere al psicoanálisis como práctica que conserva su eficacia.

Creemos importante desempolvar, aggionar, dar vida a los conceptos para responder a los desafíos actuales con que nos enfrenta nuestra práctica enfatizando el lugar del analista como algo a revisar, interrogando nuestros saberes y promoviendo una invención que podrá ser leída por sus efectos. El Curso dará comienzo el próximo 10 de agosto en el Colegio y se llamará “Del saber a la invención. Desafíos de la clínica psicoanalítica con adolescentes”.

María del Carmen Arias

Miembro de EOL, de AMP, de Erinda.

fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/rosario/21-50270-2015-07-23.html


Patricia Cárdenas García

Psicología Clínica

consultas a: https://www.facebook.com/psicoecos

Anuncios